martes, 21 de junio de 2016

¿Qué pasaría si todo el mundo fuese capaz de programar? Estamos a punto de averiguarlo.


Podemos estar entrando en una era en la que cualquiera es capaz de hacer programas, a pesar de que no sepan programación – al menos no de la manera en la que la mayoría nosotros lo entendemos ahora mismo.

He empezado a jugar con una aplicación para iPad llamada Ready, que permite a los más pequeños hacer pequeños juegos, aplicaciones sencillas, y proyectos digitales creativos. Utiliza una sencilla interfaz “drag-and-drop” (arrastra y suelta) para crear objetos, cambiar sus propiedades, y hacer que interactúen entre ellos o con el usuario.


Crear una pelota, proporcionarle “físicas” para que responda a la gravedad; convertirla en goma para que “rebote” sobre las superficies; hacer una barra que se mueva de izquierda a derecha con los cursores; construir un muro de bloques que desaparecen cuando son golpeados por la pelota y listo… tenemos un Arkanoid de toda la vida.

Lo que WYSISWYG (lo que ves es lo que obtienes) hizo por la creación de documentos, lo hacerReady por la programación. Pero los efectos podrían ir más allá que el mero ahorro de tiempo.

Programación Drag-and-Drop

Ready realmente es un escritorio de Unity, el motor de juego multiplataforma que a su vez está basado en C y C++. Al permitir a los niños desarrollar juegos simplemente utilizando drag-and-drop e interfaces if/then, Ready sitúa a jóvenes desarrolladores un nivel por encima de lo que podríamos considerar como código “real” – pero sigue permitiéndoles crear desde cero.

Yendo más allá, imagino que los usuarios, con el tiempo, serán capaces de profundizar lo suficiente para crear sus propios objetos y elementos – quizá incluso ofreciéndolos a otros en un mercado digital. Piensa en un Minecraft, pero construido desde el principio para ser una plataforma creativa completamente abierta.


Las buenas ideas son más valoradas que el buen código.

Jugar con estas herramientas hace que me pregunte si, dentro de poco, todos nosotros estaremos desarrollando de esta manera. ¿Podría "Ready" y otros escritorios similares hacer por la programación lo que hizo Photoshop por las imágenes o Word por la creación documental?. Si lo hace, entonces la creación de aplicaciones por “no-programadores” con buenas ideas podría ser inminente. Aunque el código puede no ser tan elegante ni optimizado como si un desarrollador lo escribiera desde cero, este tipo de aplicaciones serían válidas como prototipos.


Cuanto más fáciles sean los ordenadores, más se alejan los usuarios de ser programadores.


Un conjunto configurable de elementos y objetos como "Ready" puede que no tenga en cuenta las infinitas posibilidades y nuevas innovaciones de la codificación pura, pero la mayoría de los programas actualmente no usan ese tipo de innovación de todos modos. Pensemos en Uber. Una aplicación GPS enlazada a una aplicación de cobros enlazada a una aplicación de citas. Y los nuevos programadores no van a intentar crear nada tan robusto como una plataforma de intercambio de ficheros global ni nada parecido.

Antes de que los más puristas empecéis a atacar el concepto de una programación que se dirige más hacia PowerPoint que hacia Python, consideremos por un momento que podríamos decir lo mismo sobre cualquier lenguaje de programación. Después de todo C++ o cualquier lenguaje de alto nivel, pasa a través de un compilador para convertirse en algo que la mayoría de nosotros es incapaz de leer. Y el programa en sí mismo se asienta sobre un sistema operativo, y lenguaje ensamblador, e instrucciones máquina, y arquitectura basada en chips… Puedes considerarte a ti mismo un desarrollador de software competente sin haber bajado jamás a ese nivel de comprensión.

Créeme, yo me encuentro entre los puristas, resentidos por la aparición del Mac y otras interfaces que parecían diseñadas intencionadamente para hacer la computación “más fácil” simplemente distanciando a los usuarios de las funciones básicas. Microsoft hizo que invocásemos a “the wizard” (el mago), como si fuera algo misterioso que las aplicaciones y sus extensiones acabasen en el directorio correcto. Cuanto más fáciles sean los ordenadores, más se alejan los usuarios de ser programadores. Echo de menos mi fichero autoexec.bat



Más que un simple ahorro de tiempo.


Ready” me hace pensar que la simplificación de las interfaces de usuario puede, finalmente, ofrecer algo distinto a un simple distanciamiento del código: el poder. La gratificación instantánea de construir algo en “Ready” proporciona esa sensación de poder – casi como ser el autor de Hypercard en los primeros días de Macintosh o construir un sitio en WordPress cuando mi ambición y necesidades superan claramente mis habilidades. Hay un plug-in de WordPress para casi todo lo que puedo querer hacer en mi sitio.

Una cosa es cierta, si la gente no tiene que escribir código, puede que nunca entiendan cómo funcionan realmente las cosas. Estarán limitados por las posibilidades ofrecidas por los creadores de las plataformas, a través de las cuales ensamblarán componentes prefabricados en aplicaciones y otras experiencias digitales.

Del mismo modo que dimos la bienvenida a los usuarios de AOL al Internet real, “Ready” y otras aplicaciones, pueden hacer entrar a legiones de “desarrolladores civiles” en la industria de los juegos y las aplicaciones. Con la democracia viene un poco de embrutecimiento. No van a ser maestros en programación, pero tampoco son maestros en música los compositores que escriben las canciones de las bandas de garaje. Esta puede ser la realidad creativa “mash-up” hacia la que vamos. (El mashup es un género musical que consiste en la creación de un nuevo tema mediante la combinación de fragmentos (loops), instrumentos concretos, pistas vocales (a cappellas) y pistas instrumentales a cachitos o enteras de otros temas anteriormente ya realizados por otros). Hay mucho que aprender si quieres estar al día. Yo era bueno en Pascal, pero hoy en día los lenguajes de programación son muy duros y puede que no compense lo suficiente aprenderlos.

Este puede ser el momento en que finalmente entramos en la era de “Bandas de Garage” de la creación de aplicaciones y juegos. Las cosas pueden ponerse complicadas, pero también serán menos comerciales, brillantes y funcionalmente opacas.

A pesar de todo, en un mundo en el que escribir código se ha convertido en una habilidad rara y valiosa, una plataforma como “Ready” permite a las masas experimentar el poder de la creación.

Esa experiencia, por si misma, puede ser más importante que cualquiera de las aplicaciones que creemos. Cambia la manera en la que percibimos el panorama digital en el que gastamos gran parte de nuestras vidas. Ahora mismo todo es software creado por otros, pero con las herramientas correctas, podría ser el software que imaginemos y creemos por nosotros mismos.

Estoy listo para eso.


Artículo por: Douglas Rushkoff. Traducido y adaptado por: Miguel Montero Gámez.


Si tienes cualquier duda o comentario recuerda que puedes exponerlo aquí o bien mediante nuestro twitter facebook.
Compartir:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Stream

Con la tecnología de Blogger.

BoosterBlog

BoosterBlog
BoosterBlog

Timeline Twitter

Seguidores

Seguidores